Las impresionantes ruinas Mayas de Copán, abandonadas en el siglo X, merecen todo el tiempo de visita que les puedas dedicar. Un día completo como mínimo. Es recomendable contratar un guía para aprender mucho más sobre este Patrimonio de la Humanidad, su historia y su gente. Después de tu aventura, disfruta de una taza del fuerte café hondureño mientras observas a la gente en la plaza principal o, simplemente, disfruta del hermoso paisaje de montaña.

Publicidad